sábado, 1 de diciembre de 2012

Érase una vez una nueva vida



Cuando uno se acostumbra a tener alguien ahí, con el tiempo te vas formando de pedacitos de esa persona... pedacitos que pasan a ser parte de ti, pedacitos que con cada sufrimiento hacen sufrir a la otra persona, pedacitos que con cada alegria hacen a la otra persona alegrarse... y esto es positivo y negativo, ya que tienes siempre un apoyo ahi, a tu lado, que te hace sentirte lleno... pero cuando por causas de la vida, una persona te hace daño y desaparece, los pedacitos que teniamos de esa persona, se van con ella para siempre... y esa es la sensación de vacío que queda cuando perdemos a una persona... da igual que sea una madre, un padre, un hermano/a, un abuelo/a, un novio/a.. a la hora de querer es indiferente... simplemente cuanto mas grande es el sentimiento, mayor será el vacío que te provocaran... por suerte para algunos, hay personas que te pueden ayudar a cerrar ese agujerito poco a poco con el tiempo...


If you wanted it this way, dont blame me later.